Epicondilitis lateral

¿Qué es la epicondilitis lateral?

La epicondilitis lateral es una inflamación de los tendones que unen algunos músculos del antebrazo a la cara exterior del codo. Se conoce comunmente como codo de tenista debido a que se presenta frecuentemente en este deporte. La función de los músculos afectados es extender o elevar la muñeca y los dedos.

¿Cuál es la causa de la epicondilitis lateral?

Ocurre debido a actividades repetitivas y extenuantes que involucran levantar o elevar la mano cuando la palma se encuentra hacia el suelo. Cuando ocurre en tenistas, usualmente se debe a un agarre o técnica inadecuados. El dolor en la parte externa del codo es importante y se puede recorrer hacia los músculos del antebrazo. Los síntomas pueden volverse tan severos que el paciente no puede levantar objetos ligeros a causa del dolor. Es más común en pacientes en finales de los 30s y principios de los 40s.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnóstico de la epicondilitis lateral es clínico, aunque pueden ser necesarias radiografías para descartar una lesión ósea o articular

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la epicondilitis lateral consiste en limitar o suspender las actividades que producen el dolor. Se puede utilizar una banda en el antebrazo para disminuir la tensión en los músculos extensores afectados. Los ejercicios de estiramiento con terapia física ayudan a recuperar la función normal y el regreso a las actividades.

La epicondilitis lateral se puede convertir en una condición crónica y puede tardar varias semanas en resolverse. Si falla el tratamiento conservador, se puede recomendar una serie de inyecciones de esteroides antiinflamatorios o cirugía. Hay distintas técnicas quirúrgicas para tratar esta condición. Un cirujano experto en mano y miembro torácico puede recomendar la técnica más apropiada.

Agenda una Cita
Excelente atención, muy amable y servicial. Siempre estuvo disponible para aclarar dudas y dar seguimiento antes y después de la operación.

Cynthia Valdes

Monterrey, NL.
Muy profesional y humano, amable y preocupado por sus pacientes. Explica muy bien la situación y manera de abordar el problema. Excelente trabajo. No tengo más que palabras de agradecimiento para él. Completamente recomendable.

Alma Cos

Monterrey, NL.