Lesiones de la punta del dedo o del lecho ungueal

¿Qué son las lesiones de la punta del dedo o del lecho ungueal?

Las lesiones de la punta del dedo y del lecho ungueal (la piel debajo de la uña) son de las lesiones más comunes en la mano. Son causadas por muchos distintos mecanismos incluyendo lesiones cortantes (cuchillos), por aplastamiento (puertas de automóvil, martillos, etc.) u otros accidentes con sierras o maquinaria industrial. Hay varias estructuras que se pueden lesionar en la punta del dedo, dentro de las cuales se encuentran la uña, el lecho ungueal, la yema del dedo, el hueso y terminaciones nerviosas. Cuando la lesión ocurre cerca de la base de la uña, también se pueden afectar los tendones.

¿Cómo se diagnostica la severidad de una lesión en la punta del dedo?

Las radiografías son útiles para determinar si existe una fractura en la punta del dedo. Un médico debe de realizar una exploración exhaustiva de la mano para determinar si existe lesión a los nervios, vasos sanguíneos, estructuras de la uña, hueso o tendones.

¿Cuál es el tratamiento para una lesión de la punta del dedo o del lecho ungueal?

Hay distintas opciones de tratamiento para las lesiones en la punta de los dedos o del lecho ungueal. El tratamiento va a depender de la severidad y de la extensión o involucro de las estructuras mencionadas. Las lesiones simples del lecho ungueal que provocan un pequeño acúmulo de sangre debajo de la uña pueden ser tratadas de manera conservadora con una férula para controlar el dolor y la inflamación. En algunos casos las colecciones de sangre deben de ser drenadas para disminuir el dolor cuando son mayores. En ocasiones la uña puede ser arrancada y requerir una reparación con suturas muy delgadas que se absorven después de un tiempo. Las lesiones más severas requieren tratamiento quirúrgico que puede incluir el uso de clavos si existen fracturas. Las laceraciones complejas pueden requerir reparación de tejidos y injertos de piel.

Las lesiones sin fractura normalmente sanan en un período de dos a tres semanas, pero las fracturas toman entre cinco y siete semanas para sanar. No se debe de fumar durante este período ya que afecta drásticamente la velicidad de curación de las lesiones.

Después de haber sanado los tejidos blandos, se recomiendan los rangos de movilidad activos para recuperar la función del dedo lesionado. Es muy importante que se sigan utilizando los dedos no lastimados para que no desarrollen rigidez.

En algunos pacientes puede ser necesaria la rehabilitación física. La sensibilidad después de lesiones en la punta del dedo puede disminuir por involucro de las terminaciones nerviosas o puede haber zonas de piel hipersensible. Esto puede o no ser permanente dependiendo de la severidad de la lesión.

Agenda una Cita
Excelente atención, muy amable y servicial. Siempre estuvo disponible para aclarar dudas y dar seguimiento antes y después de la operación.

Cynthia Valdes

Monterrey, NL.
Muy profesional y humano, amable y preocupado por sus pacientes. Explica muy bien la situación y manera de abordar el problema. Excelente trabajo. No tengo más que palabras de agradecimiento para él. Completamente recomendable.

Alma Cos

Monterrey, NL.